Seventh-Day Adventist Church

Unión Venezolana Occidental Página Web Oficial

Menu

Departamento Libertad Religiosa


Nuestro departamento ha estado muy involucrado históricamente con representaciones ante los gobiernos, congresos y todo tipo de asambleas responsables de tomar decisiones, en un esfuerzo por asegurarse de que se garantice la libertad religiosa para todo el mundo y en todas partes, así como para tratar de evitar que ocurran infracciones al respecto. De esta manera el departamento de libertad religiosa demuestra el verdadero carácter cristiano, sirviendo así como medio eficaz para remover prejuicios en contra nuestra.

  • Misión:

Actuar como el punto de contacto con los gobiernos en asuntos generales y fomentar una comprensión más clara de las obligaciones del cristiano ante Dios y el gobierno. De esta manera se informará a la Iglesia sobre los cambios significativos en el mundo religioso y politico que impactan la libertad religiosa y de conciencia.

  • Visión:


Tomar acción positiva para proteger y promocionar la libertad religiosa como un derecho humano fundamental. Esto incluye libertad de conciencia y creencia, libertad de adoración, y libertad para las actividades no restringidas de la Iglesia.

  • Propósito:

Representar a la Iglesia ante gobiernos, otras religiones y demás organizaciones Nacionales e Internacionales, manteniendo buenas relaciones para monitorear e interpretar eventos recientes que puedan reflejar escenarios proféticos. De esta forma podremos asistir a los miembros de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, que son discriminados o perseguidos por practicar sus creencias, alrededor del mundo.

  • Objetivos:
  1. Mantener y mejorar las relaciones públicas con los entes Gubernamentales e Instituciones públicas, para dar a conocer una imagen positiva de la Iglesia Adventista del Séptimo Día.
  2. Continuar con la educación a la hermandad sobre la libertad religiosa, por medio de  la participación en congresos, ferias, literatura, seminarios y relaciones públicas.
  3. Promover y mantener la libertad religiosa, con un énfasis particular en la libertad de la conciencia.
  4. Nombrar el Director de Asuntos Públicos y Libertad Religiosa, en cada iglesia local.
  5. Establecer el plan “Embajadores de la Iglesia”, y lograr capacitar a los miembros.








Pr. Julio Palacio
Director